Existencia

Yo, que de la brisa de aire vivo; que del elixir de la tierra nazco; que por andaduras de la sabiduría me pierdo, yo…

Tú, que de la vida vives; que soplas el destino con tal de no ver su final;  que arremetes contra el suelo las verdades que no son dichas, tú…

La vida, caprichosa, nos revela mentiras que han de ver la luz, Cosmos ha prohibido el conocimiento de la Verdad. El deseo del hombre se hace mayor, las ansias de avanzar consumen sus energías con tal de superarse a sí mismos, con un único objetivo, hallar de la veracidad de las hipótesis.

Puede que nunca sepamos que pretendía al crearnos, que jamás veremos el poder, que la luz al final del túnel no sea más que el inicio de tu nueva odisea pero en otras pieles.

Cómo si del Dios de la Muerte se tratase, sus deseos concedemos con tal de no perecer en la nada. Algunas almas prefieren la oscuridad que la luz. Carecen de sentido del vivir y anhelo de la sapiencia.

Sin embargo hemos de aferrarnos a la verdad comprobada, nuestra existencia no es más que un cortocircuito de luz entre dos eternidades de oscuridad.07f217ad75d7d59e65abc556ea21e042

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s