SERENDIPIA

Quiero soltarme, perderme en tu mirada, lanzar suspiros entre beso y beso, sentir el calor de una mano rozando mi frente.

Dime con tu silencio cuánto me quieres,

Inhala mi emoción,

Consume mi felicidad,

Compartamos momentos de locura entre pasión y pasión -prohibidas-.

Sufre; quiero que sufras con el veneno de tu amor.

Prueba el éxtasis que provoca tu perdición, y no lo niego, también la mía.

Si el pecado tuviese color, sería el mismo que tu piel.

Despertemos al alba.

Dejemos que ilumine este romance fugaz que durará lo que tarden nuestros labios en pronunciar un último te quiero.

La llama se apaga, pero nuestro calor perdura.

Anuncios