MI REGALO

Cuando abra los ojos quiero ver tu sonrisa, estar a la altura de tu cariño, acariciar tu cara mientras miles de mariposas vuelan sobre turbulentas sensaciones en mi estómago.

Quiero saber que, aunque no soy perfecto, soy la mejor imperfección que te podrías haber encontrado.

Oír como los latidos de tu corazón suenan en forma de una perfecta sonata, sincronizándose con la belleza que transmite tu presencia enérgica.

Y al parpadear reconocer que incluso en esa oscuridad fugaz tu ausencia se hace evidente.

No quiero regalarte rosas, no quiero darte bombones ni joyas, no quiero felicidad momentánea e irreal.

Quiero regalarte mi presencia en mi ausencia; motivos para pensar que el mirar atrás vale la pena, quiero darte lo mejor que tengo, mi tiempo y mi cariño.

Quiero darte libertad para volar, pero dejándote las huellas de que una vez me tuviste.

Saber que doy lo mejor de mí.

Y saber que recibo lo mejor de ti.